5 claves para comunicar eficazmente el agradecimiento en el lugar de trabajo

Publicación invitada de Paul White:

Mientras viajo por todo el país para realizar consultas para empresas y organizaciones, escucho el mismo mensaje una y otra vez, tanto de los líderes como de sus empleados: “La gente se está agotando. Tenemos que trabajar más con menos gente, conformarnos con el presupuesto que tenemos” o “Necesitamos hacer algo para mostrar el agradecimiento de nuestros trabajadores, pero los fondos son escasos”. El agotamiento es el tema común, ya que las personas en el lugar de trabajo expresan que se están volviendo más negativas, cínicas y desanimadas.

Las investigaciones confirman que hoy en día se están desarrollando graves problemas en el lugar de trabajo:

• El 65% de los trabajadores dicen no haber recibido ningún reconocimiento o reconocimiento en los últimos 12 meses.

• Si bien el 80% de las grandes corporaciones tienen programas de reconocimiento de empleados, sólo el 31% de sus empleados dicen sentirse valorados por realizar un trabajo de buena calidad.

• La razón número uno para el reconocimiento en la mayoría de los lugares de trabajo es la longevidad (¿qué tan motivador es eso?).

• Sólo el 8% de los empleados siente que la alta dirección se preocupa por ellos personalmente.

• El 70% de los empleados no están comprometidos o están poco comprometidos con su trabajo.

• Sin embargo, sólo el 21% de estos trabajadores busca trabajo en otro lugar, lo que significa que aproximadamente el 50% de la fuerza laboral simplemente soporta pasivamente un trabajo que no disfruta.

El entorno laboral debe cambiar para mejor y los líderes pueden cambiar el rumbo. Desafortunadamente, los esfuerzos de muchos gerentes por apreciar a su personal están equivocados y terminan siendo una pérdida de tiempo y esfuerzo. ¿Por qué? Porque no se basan en los principios básicos necesarios para que se comunique el aprecio. efectivamente.

Haga sus elogios específicos y personales. El error más común que cometen las organizaciones y los supervisores es comunicar un aprecio general e impersonal. Enviar correos electrónicos explosivos con el mensaje “Buen trabajo. ¡Así se hace, equipo! no tiene ningún significado específico para la persona que se quedó hasta tarde para completar el proyecto. Utilice el nombre de su colega e indique específicamente qué hace que facilite su trabajo.

Darse cuenta de que la acción puede tener más impacto que las palabras para algunos empleados. Algunas personas (aparentemente, a menudo hombres) no valoran los elogios verbales y mantienen la mentalidad de que las palabras son baratas. Para estas personas, los elogios son vistos con incredulidad y escepticismo y, en ocasiones, los elogios verbales se entienden como un acto de manipulación. Las acciones son más efectivas para mostrar aprecio por estas personas, como pasar tiempo con ellas en la oficina o ayudarlas a realizar una tarea.

Utilice el lenguaje de agradecimiento valorado por el destinatario. No a todo el mundo le gustan los reconocimientos públicos o los eventos sociales. Un líder me dijo: «Puedes darme un premio, pero primero tendrás que dispararme antes de que suba y lo reciba frente a una multitud». Y para muchos introvertidos, una invitación a asistir a una cena de agradecimiento al personal es más una tortura que una recompensa por hacer un buen trabajo. Es posible que prefieran recibir una tarjeta de regalo para una librería y quedarse en casa leyendo. Descubra lo que valoran sus compañeros de trabajo o empleados y comuníquese en ese idioma.

Separe la afirmación de la crítica o instrucción constructiva. Si desea que el mensaje positivo se escuche alto y claro, no siga su afirmación con un mensaje de «Ahora, si tan sólo pudiera…». No ofrezca un cumplido seguido de una crítica sobre cómo el individuo podría hacerlo mejor. Sólo recordarán las críticas constructivas y es posible que ni siquiera escuchen las positivas.

Ser genuino. No intentes fingir ni exagerar tu agradecimiento (“¡Eres el mejor asistente administrativo del mundo libre!”). La gente puede sentir cuándo el aprecio es obligatorio o artificial.

En mi práctica de consultoría empresarial, he visto que estos simples principios de apreciación mejoran con éxito los entornos laborales que anteriormente padecían un caso grave de agotamiento. El reconocimiento tiene la capacidad de transformar cualquier equipo, ya sea en escuelas públicas, instalaciones médicas, empresas manufactureras, universidades, restaurantes o empresas financieras. Pruébalo: ¡vale la pena!

Biografía del autor:
El Dr. Paul White es consultor de negocios y psicólogo, y es coautor de Los 5 Idiomas de Apreciación en el lugar de trabajo con el Dr. Gary Chapman. Para obtener más información, vaya a http://www.appreciationatwork.com/.

Acerca del libro: Los 5 lenguajes del agradecimiento en el lugar de trabajo aplica el concepto de “lenguaje del amor” del bestseller del New York Times, Los 5 lenguajes del amor, al lugar de trabajo. Este libro ayuda a los supervisores y gerentes a comunicar de manera efectiva su aprecio y aliento a sus empleados, lo que resulta en mayores niveles de satisfacción laboral, relaciones más saludables entre gerentes y empleados y menores casos de agotamiento. Ideales tanto para el sector lucrativo como para el sector no lucrativo, los principios presentados en este libro tienen una historia comprobada de éxito en empresas, escuelas, consultorios médicos, iglesias e industria.